Más horas en la oficina no siempre significa más productividad. Este es el caso, por ejemplo, de España, que se encuentra entre los países que más horas trabaja al año, de Europa, a pesar de que su productividad por hora trabajada es menor en comparación con la de otros países. En el post de hoy hablamos de técnicas para aumentar la productividad.

Problemas de absentismo y presentismo laboral en las empresas

 

Según el estudio ‘La productividad del trabajo y la conciliación laboral’, realizado en 15 países por el EAE Business School, los españoles trabajan una media de 1.695 horas cada año y, pese a estar entre los países que más trabaja, su productividad por hora trabajada se sitúa en el 31,5%. Sin embargo, Noruega cuenta con un 80% de productividad y es el tercer país que menos horas invierte en trabajar. Por detrás de Noruega y entre los países más productivos destacan Suiza y Dinamarca, con un 58% y 55% de productividad, respectivamente.

Además, y de acuerdo con el mismo estudio, el 56% de las empresas españolas reconocen haber sufrido con presentismo laboral, una situación en la que el trabajador dedica tiempo de su horario laboral a tareas que no tienen que ver con su trabajo. En este sentido, y según Adecco, una de cada dos empresas españolas reconoce tener hasta un 10% de trabajadores presentistas en su plantilla. Esto se debe a que muchos empleados acuden al lugar de trabajo para que no se les pueda achacar que han cometido absentismo, pero, sin embargo, su dedicación en esas horas no es todo lo eficiente que debería ser.

Además del presentismo, las organizaciones cuentan con el problema del absentismo laboral. De hecho, el informe de EAE denota que, sumando los motivos justificados y los injustificados, en España no acuden a su puesto de trabajo diariamente un total de 820.000 personas. Esto resulta en un coste anual para las empresas de cerca de 50.200 millones de euros. En cualquier caso, este hecho cambia en función de los sectores: la reparación de vehículos y el comercio al por mayor y al por menor son los que más horas trabajan, seguidos del sector de la industria manufacturera.

Por otro lado, el estudio también apunta que el 24% de las pymes ofrece flexibilidad casi al 75%-100% de su plantilla, mientras que en la gran empresa esta flexibilidad solo alcanza al 18% de los profesionales. Esto, en muchas ocasiones, impide la conciliación que, unida al mencionado presentismo y absentismo, dificulta el aumentar la productividad de forma importante.

En este contexto, y a la hora de analizar cuáles son los factores que contribuyen a que el tiempo de trabajo invertido en la empresa no vaya ligado a su productividad, debemos tener en cuenta que, al tratarse del capital humano, es imprescindible recurrir a indicadores que midan la asistencia, la puntualidad y actitud en el trabajo, así como el aprovechamiento del tiempo. Como ya hemos comentado, si no se cuidan estos aspectos, actividad y productividad no tienen por qué ir de la mano.

Con el objetivo de planificar y desarrollar una metodología de trabajo que tenga en cuenta estos aspectos, muchas empresas optan por implementar programas que les permitan tener información exhaustiva de cómo se mueve cada empleado dentro de la organización. Se trata de sistemas que permiten evaluar y aumentar la productividad del personal desde que inician sesión en su cuenta.

GTT para la planificación del tiempo y aumentar la productividad

Precisamente, el software de gestión de tiempo de aggity, GTT, permite que sea el propio capital humano de la empresa el que se involucre en su propia gestión del tiempo y de las tareas. Esta herramienta integra cuadrantes de trabajo para mejorar y optimizar la organización a través del control del calendario laboral, los ciclos de trabajo y los horarios. Además, permite crear calendarios individuales que recogen los descansos legales y controlan las incidencias de cada trabajador. También integra funcionalidades para establecer turnos de trabajo adaptados a las necesidades de trabajador y empresa.

Con esta solución se logra mejora la conciliación laboral-personal del trabajador sin que la satisfacción de las necesidades de la empresa se vea afectadas. GTT tiene así en cuenta los cuatro pilates fundamentales de una empresa: el trabajo, las personas, la administración y las estructuras, con el objetivo de facilitar la toma de decisiones con tiempo y basadas en datos reales y mejorar, por ende, los índices de cobertura y las ratios de productividad.

Además, la herramienta también está disponible en su versión GTT Digital Time Plan, una app que integra sistema de mensajería corporativa, red social corporativa y comunicación vía vídeo para ofrecer una herramienta que permite la geolocalización física de los profesionales, así como el marcaje directo en cualquier lugar en el que se encuentre el trabajador.

De nada sirve que los empleados inviertan horas en sus lugares de trabajo si eso no se traduce en productividad, y, en un momento de transformación digital, resulta imperativo que las empresas hagan uso de las nuevas tecnologías con el objetivo de analizar cuáles son los factores qué deterioran la productividad del capital humano y cómo eliminarlos.