Marketing personalizado y contextualizado, foco en el cliente

En un momento en el que las formas de consumo son cambiantes y buscamos adquirir productos y servicios de forma más rápida, más cómodamente y al mejor precio, el comercio digital adquiere suma importancia y las técnicas de comercialización deben cambiar su paradigma y trasladar el foco desde los productores, los medios y los distribuidores hacia el cliente. Esto implica que el marketing experimenta una evolución, con estrategias de captación y desarrollo de las relaciones con los clientes adaptados al nuevo entorno. Básicamente, las estrategias de marketing estructurarse y reinventarse constantemente, pero tener al mismo tiempo unos cimientos sólidos.

Marketing personalizado y contextualizado

Los nuevos consumidores, los usuarios digitales, demandan mayor rapidez y relevancia en el contenido, requieren contenido en tiempo real y respuestas inmediatas, esperan y exigen mantener un diálogo personalizado con las marcas. Además, el contenido de esta conversación debe ser de calidad y pertinente para generar en el cliente una buena experiencia y una respuesta positiva. Por ejemplo, el nivel de interactuación de los usuarios puede elevarse hasta un 60% más con la marca si el contenido es audiovisual. También es necesario tener en cuenta las características de la plataforma a través de la que el contenido se ofrece: en Facebook se consumen 100 millones de horas en vídeo, mientras que en YouTube se consumen 500 millones.

Tan importante es personalizar la oferta como el contenido que la acompaña y, en este sentido, resulta imperativo crear un hipercontexto. No se trata únicamente de crear contenido único y relevante, sino que también hay que saber cómo, dónde y cuándo ofrecérselo a cada cliente. Para ello, resulta imperativo tener un conocimiento profundo de los usuarios y centrar y estructurar los contenidos en función de sus preferencias.

En este contexto, pasamos a hablar y a necesitar un tipo de marketing más personalizado, pero teniendo siempre en cuenta la Ley de Protección de Datos y el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la UE. Estos dos ámbitos pueden implicar una confrontación ya que debemos ofrecer al cliente exactamente lo que quiere, pero solo si el cliente quiere, es decir, sin invadir su privacidad y respetando sus derechos. Los clientes deben tener un conocimiento y control directo sobre cómo se utilizan sus datos, quiénes y cuándo pueden hacerlo. Las marcas sabrán lo que el cliente quiere recibir y el cliente también sabrá si ha dado permiso para recibirlo y tendrá más control sobre sus datos.

Visión 360° y diálogo personalizado

Para personalizar y humanizar los contenidos, y crear las mejores experiencias, cumpliendo al mismo tiempo con las exigencias regulatorias en materia de protección de datos, es necesario disponer de una visión 360° del cliente como la que proporciona la solución RedPoint Global by aggity. Esta plataforma para la gestión de los datos de los clientes o Customer Data Platform (CDP) también facilita la comunicación omnicanal entre empresas y clientes.

Gracias a la información que los propios clientes generan en cada una de sus interacciones es posible realizar una gestión óptima de la información que solicitan y ofrecerles productos y servicios realmente adecuados a sus intereses, preferencias y contexto. La solución proporciona, en tiempo real, una visión completa y única de cada cliente, fruto de todas las fuentes de datos disponibles y con la velocidad, precisión y profundidad necesarias.

RedPoint Global by aggity capacita a los equipos de marketing para poder beber de todas y cada una de las fuentes de información sobre el cliente que existen en la organización, incluyendo redes sociales y, cada vez más, objetos conectados. Incluso disponiendo de herramientas de automatización sofisticadas, los equipos de marketing fracasarán en sus objetivos si no disponen de información correcta, completa y permanentemente enriquecida de los clientes, de su ciclo de vida con sus transacciones y sus interacciones, así como de su contexto. De esta forma no solo es posible reconocer al cliente y ofrecer experiencias relevantes y gratificantes, también es posible determinar su evolución y lo qué querrá en el futuro.

Esto es posible gracias a la capacidad que tiene la plataforma para procesar datos de una manera rápida, ágil y robusta y, también a sus altas capacidades de conectividad e integración con todo tipo de bases de datos. Poner el foco en los datos, otorgarles la importancia que verdaderamente merecen, es el punto de partida para el desarrollo de un marketing verdaderamente focalizado en el cliente.

A partir de esa visión única y completa es posible personalizar el contenido al más alto nivel, determinar el canal o combinación de canales más efectivo y seleccionar el contexto más oportuno para comunicar el contenido al cliente. Solo así es posible cumplir con el principal objetivo de cualquier empresa: la satisfacción de los clientes.

Por |2019-05-22T14:06:52+00:0013/05/2019|Blog|0 Comentarios