Colaboración social en las empresas digitalmente maduras

A pesar de que la tecnología ya forma parte del día a día de las empresas como herramienta esencial para el desarrollo de una operativa eficiente, tan solo el 17% de las organizaciones europeas pueden calificarse como “digitalmente maduras”, según se desprende de un informe elaborado por Ernst & Young (EY) a partir de los resultados de una encuesta realizada a 200 directores y responsables de Recursos Humanos y Talento en Europa.

Colaboración con empresas digitalmente maduras

¿Qué entendemos por empresas digitalmente maduras?

Este mismo informe explica que se trata de aquellas organizaciones que cuentan con la digitalización como parte intrínseca de su estrategia empresarial y que incluyen la captación de talento en las primeras posiciones de su agenda de transformación digital.

En este sentido, un estudio de MIT Sloan Management Review y Deloitte señala que las organizaciones “digitalmente maduras” son las que se caracterizan por evolucionar con agilidad y rapidez conforme van mejorando su capacidad de adaptación a los cambios del entorno. Asimismo, el informe subraya la importancia de algunos aspectos relevantes para liderar la transformación digital dentro del ámbito empresarial como son la experimentación, el aprendizaje continuo, el desarrollo de nuevas cualificaciones de liderazgo y la toma transversal de decisiones dentro de la organización.

A este respecto, los expertos coinciden en que las empresas digitales son más rápidas, flexibles y descentralizadas, y tienen una cultura y mentalidad distintas a las de las empresas tradicionales. De hecho, superan en productividad a otras entidades menos preocupadas por su nivel de desarrollo digital, presentan menos rotación de personal, cuentan con un crecimiento más continuado de su nivel de ingresos e invierten más en el desarrollo de nuevos productos y servicios.

Una de las características que resulta fundamental para el desarrollo digital de la empresa es la habilidad de desarrollar continuamente las capacidades de su capital humano. Es necesario que las organizaciones fomenten entre su personal un ambiente en el que se favorezca el aprendizaje en el puesto de trabajo de la forma más efectiva. Es más, en las empresas digitalmente maduras, la mayoría de sus empleados asumen este proceso formativo por sí mismos.

En este contexto, y según el estudio de EY, el 40% de las empresas europeas analizadas encuentra complicado reclutar personal especializado en competencias digitales. Además, los datos revelan que el 57% de las compañías integra estrategias de talento dentro de su plan digital y tecnológico. Sin embargo, el 90% de las organizaciones encuestadas asegura que, a pesar de invertir en proyectos de competencia digital para sus profesionales, no presentan ninguna solución a corto plazo, por lo tanto, es evidente que estos mecanismos no están contribuyendo de forma adecuada al desarrollo del personal.

En este contexto, resulta imperativo que las empresas sean capaces de definir cuáles son las competencias particulares de cada trabajador con el objetivo de ir promocionando al personal en función de sus habilidades y su conocimiento, ya que uno de los activos más importantes de una organización es su capital intelectual. Y ¿cómo se puede poner esto en práctica? Pues, aplicando tecnologías y metodologías de gestión y control que ayuden tanto a descubrir como a asegurar el pleno desarrollo del talento de los empleados.

Aprovechar el talento interno

La solución Corporate Social Network by aggity permite establecer un modelo social basado en la comunicación omnidireccional y la colaboración de todos los componentes de la empresa. El modelo de comunicación lineal es poco eficiente en la era de la transformación digital, en la que las empresas buscan crear una comunidad con sus trabajadores. Con una red social empresarial, la compañía puede producir información y conocimiento para, de esta forma, desarrollar una relación con su comunidad.

Esta herramienta proporciona, entre otras cosas, los perfiles del personal, sus datos personales y su CV, así como las aportaciones que cada profesional realiza dentro de la empresa, además de permitir la creación de grupos de trabajo. Todo esto posibilita a la organización estar al corriente de la información relevante, así como de los proyectos que se están llevando a cabo, de qué forma y por parte de quién, resultando en una mejor gestión del talento interno.

El objetivo de esta red social corporativa es ayudar a la creación de empresas 4.0, que se basan principalmente en la colaboración, la comunicación y la gestión del conocimiento. Al reunir en la plataforma a todos los miembros de su ecosistema, se mejora la comunicación y la efectividad interna y externa, aumentando tanto la productividad de la empresa como la colaboración y participación de todo el personal.

Además, no se trata de una red social al uso ya que está creada para adaptarse de forma flexible a las necesidades particulares de cada organización, y, al ser una plataforma de marca blanca, permite su total personalización de acuerdo con la identidad corporativa, las necesidades y los objetivos de cada empresa. Cabe destacar que la solución tiene otro aspecto diferencial clave que son las garantías de seguridad, privacidad y confidencialidad, y el cumplimiento con la Ley de Protección de Datos (LOPD) y con el Reglamento GDPR (General Data Protection Regulation).

Por |2019-05-22T14:06:52+00:0010/05/2019|Blog|0 Comentarios