La industria se encuentra en un momento de constante evolución. La digitalización y las nuevas tecnologías permiten desarrollar procesos de producción más eficaces, rápidos y efectivos en coste.

Esta transformación afecta a cada uno de los eslabones de una fábrica. En este post explicamos los beneficios de aplicar Business Analytics en la industria.

Business analytics en la industria

Business Analytics consiste en explotar los volúmenes de datos generados por la empresa para, por ejemplo, optimizar los recursos. Es una herramienta que ayuda a la toma de decisiones gracias al estudio matemático y estadístico del Big Data. Así, todos estos datos bien tratados permiten extraer información muy valiosa para la industria.

En este sentido, y según demuestran varios estudios, las fábricas que aplican el Business Analytics obtienen mejores resultados que las que no lo hacen. De hecho, el estudio “(R) evolution of Risk Management” muestra que es una de las prioridades de los responsables financieros y que las empresas tienen muy en cuenta la capacidad de monitorizar y predecir los riesgos.

¿Cómo funciona Business Analytics en la fábrica?

Es el conjunto de soluciones de analítica para procesos industriales dirigido a conseguir una producción plena. En este contexto, cabe recordar que las industrias generan enormes volúmenes de información que en muchas ocasiones no pueden explotar.

Ante este reto, la analítica extrae los datos de la operación de las máquinas y el funcionamiento de procesos industriales, la logística, el inventario, el personal… para organizarlos, contextualizarlos y extraer valor.

A la hora de llevar este proceso a cabo, un programa de big data analytics para la industria cumple tres funciones clave:

  • Extraer y almacenar los datos de los sensores
  • Organizar la información
  • Contextualizar los datos y dotarles de un significado

Estas acciones se traducen en importantes ventajas competitivas para la fábrica.

Descubre las ventajas de Business intelligence by aggity

Beneficios del analytics en la fábrica

  • Optimiza los costes de producción al detectar pérdidas de eficiencia, energía y productividad en cualquiera de los eslabones de la cadena. Esto permite alcanzar una productividad máxima.
  • Realiza un análisis predictivo de las máquinas en la fábrica. Permite conocer el su estado e identificar las que se encuentran en estado crítico. De esta forma, es posible predecir fallos y anticiparse a ellos.
  • Controla el proceso de producción para evitar cualquier tipo de error que conduzca a ineficiencias. Así mismo, proporciona información para definir las configuraciones óptimas.

Gracias a la analítica los fabricantes se están poniendo al día en cuanto a desarrollo tecnológico

Si miramos al pasado, el sector de la industria ha ido con retraso en relación con otros en cuanto desarrollo de sus capacidades tecnológicas. Sin embargo, gracias al avance de la analítica, la industria se está poniendo al día. Se trata de reunir información de múltiples fuentes y sacar provecho de la tecnología de aprendizaje automático. De esta manera, las industrias descubren nuevas oportunidades para optimizar sus procesos.

En la industria, la analítica se puede aplicar a la mejora continua en diferentes ámbitos:

  1. Conocimiento del cliente: resulta útil para el análisis de segmentación de mercado y la gestión del ciclo de vida del cliente, entre otros. Con un programa de big data marketing la empresa es capaz de adquirir un conocimiento muy preciso del cliente.
  2. Operaciones y producción: se optimizan los procesos de negocio, los flujos de producción o se predice la demanda. La analítica se aplica a la gestión del ciclo de vida del producto.
  3. Productos y servicios digitales: para la monitorización remota y benchmarking global del parque instalado, gestión del conocimiento técnico.
  4. Gestión de riesgos: permite conocer el comportamiento real del equipamiento para detectar y dar respuesta a posibles ciberataques.

En el momento actual, las oportunidades más importantes para la industria requieren interactuar con sistemas diferentes con impacto directo en el rendimiento del proceso productivo. Todo esto resulta en un cambio de paradigma en la forma en la cual opera la industria en su camino hacia la industria 4.0.

En cualquier caso, la analítica aplicada a la industria, así como las herramientas analíticas, no logran estas mejoras por sí solas. También es necesario que las fábricas también lleven a cabo una evolución cultural.